sábado, 15 de julio de 2017

La guerra del planeta de los simios


De nuevo los simios dando lecciones, de lo que debe ser un taquillazo veraniego, se entiende.

Claridad y coherencia narrativas. Prodigio técnico insuperable. Personajes entendibles e interesantes. Buen enganche a la primera de Heston, pero sin subrayado. Un ritmo perfecto en la primera mitad y lógico, aunque lento en comparación, en la segunda.

Explosiones, claro, y gordas, pero donde tocan.

Sólo tres peros:
- Música demasiado presente (definitivamente, en Hollywood ya sustituye a las emociones enlatadas).
- Después de verlas todas, no sé de dónde viene la expresión "follar como monos"
- A César debieron llamarle Moisés.


7 comentarios:

  1. Como leones, era follar como leones, lo de los monos son las pajas, "más pajas que un mono".
    Entonces en resumen, ¿te gustó la peli?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, pero la expresión trasladada a pajas tampoco se confirma

      Eliminar
  2. ¡Es una saga que tengo muy pero que muy abandonada! Me quedé en la de Heston... Pero seguro que algún día pasará por mis ojos...

    Beso
    Hildy

    ResponderEliminar
  3. Impecable pero pomposa y pesadísima.

    Porque hay que reconocer que la puesta en escena y los personajes son deslumbrantes, ese protagonista inolvidable.
    Pero como no hay casi historia que contar nos limitamos a largar largas escenas lentas y muy "humanas" entre mono-simio y simio-mono que tardan en responderse unos a otros una eternidad.
    Encima se pone metafísica muy a lo Apocalypse Now y aburre sin parar.

    ResponderEliminar
  4. Buenos días,
    Me gustaría enviarle una noticia referente a un cortometraje por si le es de interés.
    ¿A qué email podría hacerlo?
    Muchas gracias
    Marta Jiménez

    ResponderEliminar