jueves, 17 de mayo de 2018

Otro pedazo de infancia que se va



O no, porque la primera de Superman se ha convertido en un clásico y la disfrutamos en primicia a la edad adecuada. Hoy el vuelo nocturno de la parejita da un poco de sonrojo, pero Margot Kidder era la perfecta Lois Lane tocapelotas a pie de calle. Ahí no ha tenido igual, porque los efectos especiales envejecidos ya no cuentan, sólo la composición de la actriz.

De su carrera nada más perdura, trabajó mucho en cine malo, se le fue la pinza, ha muerto relativamente joven... La biografía de muchas que lo intentaron sin conseguirlo. Pero con una diferencia significativa: Ella fue la novia insustituible del hombre de acero, el que por su amor se saltó la contradictoria norma de papá Brando: “prohibido inmiscuirte en la historia de los hombres”.

Vuela Lois. Ahora te llaman Margot.

miércoles, 16 de mayo de 2018

Los Vengadores: Infinity War


Los Vengadores han arrasado otra vez en taquilla, aunque teniendo en cuenta el porcentaje de salas que copan ellos solitos, ya no se sabe el mérito de la película misma en la hazaña. Al final, de todas todas acabas viéndola.

Éstas de Marvel empiezan a ser tradición de grupo, en mi caso el que formamos mi hermano, mi sobrino y yo, que por lo general salimos entre rebotados y de chunga, tipo “¡¡¡pero qué me estás contando!!!”.

Por desgracia, esta vez la vi sólo, y los sentimientos encontrados me acompañaron a casa sin compadreo inmediato.

Los Vengadores son simpáticos, es verdad, batallan demasiado (en minutos de metraje), pero tienen su punto gracioso. Los guardianes de la galaxia también. Spiderman otro tanto. Y luego hay que añadir algunos más solemnes (Black Panther, Doctor Extraño) o sin definir (el Soldado de Invierno). La lista es larga, demasiado. No todos pueden lucirse aunque arreen lo que sea menester. El malo y sus secuaces son pocos y cabrones. Pues bueno. Y también cubren el expediente, pues vale.

Pero todo es tan reiterativo, tan básico (incluso en los rotos del guión), tan irrelevante hasta cuando se pone trágico, que ya produce cierta fatiga. Mi sobrino tiene la edad idónea para disfrutarla y añadiría unas cuantas palabrotas a mi crítica, no digo más.

Así que la próxima en grupo, pero en pantalla de TV grande. Para hacer unas risas como las del whatsapp de regreso a casa. Mi hermano y mi sobrino ya la habían visto y nos imaginábamos a Thanos en la recogida de la aceituna, que los tres conocemos bien. “Ese chasquea los dedos y caen todas las aceitunas sin dar un palo” “Y la mitad directamente convertidas en aceite”…. Así hasta casa.

Como diría Kike: "Infinity mis huevos".


martes, 15 de mayo de 2018

Expone José Luis

José Luis García es un mago del tablero.
Carboncillos, lápices y lo que le echen.
Atesora una galería de retratos imperecederos de los que nos pirran por aquí.
Dejad la pantalla, las obras al natural se la comen cruda.
La exposición empieza este viernes.
Palacio del Infante D.Luis. Boadilla del Monte.
Para no perdérsela. 


lunes, 14 de mayo de 2018

Adiós adiós

Antonio Mercero y Horacio Valcárcel hacen mutis. Sólo queda Garci de aquel trío de fieras.

Los fallecidos, juntos o por separado, reúnen hitos del cine y la televisión como La cabina, La guerra de papá, Espérame en el cielo, La hora de los valientes, Planta 4ª, El crack, El abuelo, Historia de un beso, Luz de domingo. Y Verano Azul, Turno de oficio, Farmacia de guardia.

A lo artesano, con descomunal talento y sin divismo cultural.
Grandes pérdidas. Te acompaño en el sentimiento, José Luis.



lunes, 30 de abril de 2018

Un lugar tranquilo


No sé si es sólo tradición anglosajona, pero vengo observando que los actores que se meten en la dirección de películas suelen elegir historias sencillas donde volcar su talento, cuando en el mundo hispanoparlante es habitual ver lo contrario: opera prima pasada de ambición temática (excepción loable a Tarde para la ira, de Rául Arévalo). El resultado de esta decisión gringa, no sé si obligada o autoconsciente, suele ser bueno. Y éste ha sido el caso de John Krasinski, que aunque ya dirigiera una película anterior (también sencilla), se ha destapado con Un lugar tranquilo, arrasando en su mercado de origen y obteniendo reconocimiento y taquilla allá donde estrena.

Es comprensible. Su película es potente desde cualquier punto de vista. Aparte del caché de Emily Blunt, de lejos la más prestigiosa de sus intérpretes (que son media docena), la producción es pasmosamente barata para los parámetros estadounidenses. La hecatombe alienígena queda resuelta y entendida con una calle vacía de una población menor, un súper saqueado, unas cuantas portadas de prensa y una sobreimpresión en pantalla que nos dice cuántos días han transcurrido desde el punto de no retorno.

Así las cosas,  Krasinski y el resto de sus guionistas (bien por no acometer el libreto en solitario), se marcan un hallazgo narrativo de enorme calado cinematográfico: el que hable, la palma.


Desde esa premisa, lo que sucede se convierte en cine puro: la imagen manda de forma abrumadora. Ahí es donde John se ha gastado el dinero disponible, sus poquísimas localizaciones están fotografiadas con la solvencia de un grande. Seguramente Emily, que es su mujer en la vida real, se habrá rebajado el sueldo. Los niños también lo hacen estupendamente, aunque parece una convención universal que a ellos no les cuesta apenas interpretar cualquier cosa, no sé muy bien por qué, si se sabe mínimamente cómo son los rodajes en cuanto a técnica, marcas, fragmentación y demás.

La claustrofobia, la desesperanza combatida a pura inercia, el carácter perfectamente delineado de cada personaje, los monstruos presentidos o mostrados, el número de fogatas supervivientes en el horizonte, la tensión y los sacrificios escogidos,… todo funciona en Un lugar tranquilo.


La banda sonora cobra protagonismo en una película en la que apenas se dialoga. Sonido ambiente o golpes de tensión lo acreditan.

Sólo hay un detalle para la galería, bien resuelto en guión: subtitular lo que se dicen por señas. La mejor prueba de lo bien realizada que está Un lugar tranquilo, es que todo se entendería igualmente bien sin traducir los gestos a palabras. Se dice todo con la mirada.

A disfrutar y a temer, amantes del Cine.


viernes, 27 de abril de 2018

Fuera de Madrid, el mundo sigue

No sólo en Madrid: en todas partes pasan cosas. 
A veces incluso son cosas excelentes. Y más fáciles de disfrutar.
Para muestra, este aniversario de una Filmoteca que me sirvió en su día de inspiración para novelar y ahora me recuerda que el amor al Cine puede gestionarse con profesionalidad y transmitirse al común con cariño y buen ojo. 
No sólo de Los Vengadores puede alimentarse el cinéfago no capitalino. 
Aquí está el equipo extremeño para que se amplíe el catálogo de sueños posibles.
Alguien me dijo una vez: "Las pequeñas grandezas son las grandezas más grandes". Va a empezar mayo y estoy de acuerdo.






miércoles, 25 de abril de 2018

Premio Princesa de Asturias

Pues que me parece muy bien. 
Enhorabuena al siciliano de Queens.
Martin Scorsese